August 04 2016
Tendencias - Desarrollo web - Diseño


Estos son herramientas que junto con los lápices permiten crear y embellecer dentro de todos los proyectos. Al igual que sus hermanos del mundo real llevan ideas a la realización, la particularidad de estos es que su resultado dependerá de lo que hayas hecho previamente y que gracias a su naturaleza digital tienen miles de acabados.


No tienes que seleccionar la herramienta pincel para usarlos, pero este es sin duda el camino más corto.

 

Una vez dentro de la herramienta podrás elegir el grosor, la opacidad, el look y la cantidad de pigmento a usar. Está claro que las combinaciones de estas opciones darán looks muy diferentes a tus pinceles.

 

La opacidad da la transparencia, el flujo la cantidad de pigmento, el grosor determina el área a cubrir y el modo es el que dicta cómo exactamente pintará el pincel. No es lo mismo pintar oscureciendo que aclarando.

 

Finalmente luego de seleccionar todo lo anterior pasamos a dibujar. Esto es sencillo, imagina que estás pintando con tu mouse y eso es exactamente lo que harás. Esta herramienta da la libertar de ilustrar a mano alzada dentro del archivo.


Esto depende del ámbito en el que los uses, si eres ilustrador funcionarán como herramienta integral dentro de tu proceso de creación; si eres fotógrafo lo más probable es que los uses para dar efectos o embellecer.

 

Debes recordar que los únicos pinceles no son los dados por Adobe, en internet puedes conseguir miles de opciones que ampliarán muchísimo el uso que les das.


1 – Prueba con los básicos y experimenta con ellos antes de ampliar tu colección

2 – ¡Amplia tu colección!

3 – No te limites a los usos tradicionales, busca darles tu personalidad.

4 – Crea pinceles nuevos


Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS