July 27 2016
Marketing digital - Desarrollo web

La diferencia entre SEO y SEM 


Cuando se realiza una búsqueda en un motor como Google, por lo general los resultados que se obtienen se dividen en dos: los que han sido pagados para aparecer allí y los orgánicos o no pagos. Y es precisamente en esta división donde se encuentra la principal diferencia entre los dos conceptos de SEO y SEM.

 

Ambos son procesos que buscan optimizar el posicionamiento de algún sitio web en los diversos motores de búsqueda para que de esta forma sea más fácil para el usuario encontrarlo en las primeras posiciones de los resultados. Sin embargo, los dos lo logran de formas diferentes, pues mientras el SEO es un método orgánico (no pago), el SEM permite al dueño del sitio web, posicionarlo de forma inmediata a través del pago por click en sus anuncios con ayuda de herramientas que ofrecen directamente los motores de búsqueda.

 

Normalmente esta diferencia puede quedar bien clara al hacer el ejercicio en Google. Si por ejemplo escribimos en el espacio de búsqueda “colegios en Bogotá”, podemos encontrar que tanto los tres primeros resultados como los que aparecen al lado derecho de la página, son pertenecientes a publicidad pagada (es decir a una estrategia de SEM), pues Google los señala con una etiqueta amarilla que dice “Anuncio”.


De esta forma, los anunciantes que pagaron para que su sitio web apareciera a través de esta palabra clave, lograron las primera posiciones en la búsqueda.

 

Los resultados que se encuentran de la cuarta posición para abajo, han sido posicionados gracias a estrategias de SEO y se han mantenido allí orgánicamente, Google les asigna relevancia según su proceso algorítimico y gracias a diversas técnicas que se hayan aplicado a ese sitio web para lograr la posición deseada. (ver artículo consejos para elegir palabras clave a la hora de crear su estrategia de posicionamiento web (SEO).

 

A pesar de que el SEM se muestra como la mejor forma para conseguir las primeras posiciones y conseguir visibilidad inmediata, estudios recientes confirman que sigue siendo el SEO el mejor proceso de optimización para lograr que el mayor tráfico de usuarios llegue a un sitio web determinado. Según el último informe de BrightEdge (la plataforma líder más grande en marketing de contenido y SEO de la web), se puede afirmar que el 51% del tráfico a los sites de las empresas ha sido gracias a la búsqueda orgánica, es decir a las estrategias de SEO, y tan sólo el 10% del tráfico se ha generado gracias al SEM.

 

De esta forma, a la hora de pensar en qué estrategia tomar para optimizar los contenidos del sitio web de una empresa, se debe pensar primero en qué objetivos se quieren lograr con la campaña y cuál es la mejor manera para llegar a ellos, si se desea tener una visibilidad mucho más rápida y obtener unos resultados más fáciles e inmediatos de medir, se puede recurrir al SEM y si por el contrario, se quiere construir un posicionamiento más sólido sin tener que pagar y mucho más a largo o mediano plazo, se debe recurrir al SEO.


Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS